Make your own free website on Tripod.com
Dolores Pérez, Soprano    |   home 
Home   |   DEDICATORIA   |   BIOGRAFIA   |   DISCOGRAFIA   |   ENLACES
BIOGRAFIA

DOLORES PÉREZ
por Rafael Remón, 2005

La gran soprano española Dolores Pérez, conocida también por el pseudómino de Lily Berchman, nació en Madrid el 27 de mayo de 1928.  Hija de un matrimonio de artistas formado por el barítono de gran trayectoria europea Juan Pérez Berchman y la actriz de teatro Purificación Cayuela, es fácil comprender como Dolores experimentó la fascinación de los escenarios y el aplauso desde su niñez.  Ya a los once años demostraba su incipiente talento en un recital y sus padres comprendieron que merecía una esmerada educación musical y dramática.  Así pasó a la Escuela de Arte Dramático bajo la tutela de Carmen Seco y más tarde fué enviada a Italia para educar su voz.
En la tierra del "bel canto", la joven Dolores se destacó en sus estudios ganando varios premios en competencias musicales.  Pronto solicitaban sus dotes artísticas los teatros de Milán y Nápoles. Audicionó para el prestigioso Maestro Annovazzi quién, impresionado sumamente, la recomendó al empresario Barnú de la Opera Italiana resultando en un contrato con esta distinguida institución. Fué precisamente Barnú quien opinó que el nombre de Dolores Pérez Cayuela no era el apropiado para una futura "diva" por lo cual se escogió el más sonoro y exótico apelativo de Lily Berchman.  Con ese pseudónimo la cantante pasó los primeros años de su carrera, actuando en diversos escenarios y grabando discos. Años más tarde, la exquisita soprano retomaría su nombre de bautismo y quedaría como Dolores Pérez hasta el final de su carrera lírica.

De regreso a España, Dolores debuta en La Coruña con el rol titular de Madama Butterfly producida lujosamente en el teatro Rosalía de Castro.  Le siguieron en rápida sucesión destacadas participaciones en La Bohème, I Pagliacci, Fausto y Mefístofele.En 1953 participó, junto a representantes de treinta y ocho paises, en la competencia Internacional Vercelli y resultó ganadora del primer premio que incluía un importante contrato para todo el año 1954.  Entre las muchas presentaciones de aquel período se destacan La Vida Breve y Fausto en el prestigioso Teatro Alla Scala de Milán.

Ese mismo año una serie de acontecimientos la llevarían a uno de sus triunfos más sonados: el maestro Franco Alfano buscaba a una soprano muy especial que pudiera con el difícil rol principal de su ópera Sakuntala. La producción se retrasaba mientras se consideraban a las mejores sopranos del momento pero ninguna reunía las condiciones requeridas por el compositor. El asunto se resolvió favorablemete con la aparición de Dolores en quien Alfano encontró la voz que buscaba. Sakuntala obtuvo un rotundo éxito en este re-estreno el 22 de enero con la magnífica producción del Teatro San Carlo de Nápoles y la magistral interpretación de Dolores Pérez.

Consagrada como una de las grandes sopranos del género, Dolores firma un ventajoso contrato para grabar en España con distribución mundial. Esas grabaciones logran que su voz llegue a todos los rincones del planeta conquistando nuevos públicos a nivel internacional. La carrera de Dolores sigue su imparable apoteosis y en la temporada de 1956-57, cumple uno de sus sueños mas anhelados al debutar en el famoso Teatro del Liceo de Barcelona con Goyescas de Enrique Granados. La siguiente temporada regresa a ese escenario con Gianni Schicchi al lado de  Renato Capecchi.  En 1965 volvería al Liceo barcelonés con su memorable Liù en Turandot y en mayo de ese mismo año cautivaría a Madrid, su ciudad natal,  cantando en el Teatro de la Zarzuela el protagónico femenino de Amaya de Guridi junto a Pedro Lavirgen, Pablo Vidal, e Inés Rivadeneira.  Al correr los años Dolores se destacaría con un repertorio de mezzo-soprano con el cual continuó cosechando nuevos triunfos, muy especialmente con su interpretación de Aurora La Beltrana en Doña Francisquita.  En la década de los 70 se retiró del canto para dedicarse al entrenamiento de nuevas voces, pasando sus conocimientos técnicos y su experiencia escénica a una nueva generación de cantantes líricos.  Dolores Pérez falleció en Alicante el 27 de agosto de 1983 pero su voz y su arte permanencen vivos a través de sus grabaciones consideradas verdaderos tesoros musicales por sus miles de seguidores en todo el mundo.
Esta fotografía histórica fué tomada en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona durante una representación de la ópera GOYESCAS de Enrique Granados, dirigida por el Maestro Eduardo Toldrá el 29 de enero de 1957.  
El elenco posa en el vestuario de la obra, de izquierda a derecha:
Ginés Torrano, Pablo Civil, Dolores Pérez, Eduardo Toldrá, Rosario Gómez y Teerán.
(Cortesía de Antonio Mañogil)

Si usted tiene algo que agregar a esta biografía, por favor escriba
Dolores Pérez
-Salida-
MARIA LA O
(Ernesto Lecuona)


Volver arriba